Coalición de Trabajadores Domésticos de California

Este 2017 está demostrando ser un año lleno de resistencia. A partir de enero, justo un día después de la inauguración presidencial, más de 3.2 millones de personas en todo el país se unieron al histórico #WomensMarch. Cada semana desde entonces, ha habido marchas y acciones: reuniones y entrenamientos de Conozca sus derechos. Nos hemos unido para defender a nuestras comunidades y organizarnos por los derechos de los inmigrantes, los derechos de las mujeres, los derechos LGBTQ y los derechos humanos de todas las personas, todo lo cual ha sido criticado por esta nueva administración. Y, por supuesto, el liderazgo y las voces de los trabajadores domésticos han estado al frente y en el centro.

Las trabajadoras domésticas de California se unieron a nuestras hermanas en Washington DC y también nos pusimos al frente de las marchas locales en ciudades de todo el estado, elevando nuestras voces como una de las fuerzas laborales de inmigrantes más grandes del país y como mujeres afectadas directamente por las políticas de La nueva administración.

El clima político actual exige la resistencia y el liderazgo de las mujeres inmigrantes ahora más que nunca.


La resistencia continúa desde las calles hasta los pasillos de Sacramento.

Esta primavera, nos complace anunciar la Plataforma de defensa de la dignidad: 2017 Prioridades de la Coalición de Trabajadores Domésticos de California. La plataforma prioriza la nueva legislación que afecta específicamente a las mujeres trabajadoras inmigrantes que representan a la mayoría de las trabajadoras domésticas en todo el estado. El CDWC ha adoptado posiciones en los siguientes proyectos de ley para elevar las voces de los trabajadores domésticos sobre estos temas que más los impactan a ellos y a sus comunidades.

En un momento político en el que las comunidades inmigrantes de clase trabajadora se enfrentan a ataques y chivos expiatorios en todo el país, debemos superar el miedo, unirnos para proteger y hacer valer nuestros derechos y promover una agenda que defienda la dignidad y el bienestar de nuestras familias.