Coalición de Trabajadores Domésticos de California

Una historia de exclusión

En 1938, el Congreso promulgó la Ley de Normas Laborales Justas que otorgó protecciones de salario mínimo y horas extras a los trabajadores en los EE. UU. Los legisladores del sur se negaron a aprobar la Ley a menos que se excluyera a dos grupos de trabajadores claves: trabajadores agrícolas y trabajadores del hogar. No querían abrir la puerta a la igualdad para los Afro-Americanos que conformaban la mayoría de esa fuerza laboral.

El trabajo doméstico está arraigado en el legado de la esclavitud, y hoy en día la gran mayoría de las trabajadoras del hogar son mujeres inmigrantes de color cuyo trabajo está social y sistémicamente infravalorado.

En 1976, California aprobó una Orden de Salario de Ocupaciones Domésticas para proporcionar salarios mínimos, horas extra y otras protecciones laborales a los trabajadores del hogar, pero aún así excluía a los trabajadores que pasaban una cantidad significativa de tiempo cuidando a niños, adultos mayores y personas con discapacidades.

La formación de la Coalición de Trabajadoras del Hogar de California.

Durante los primeros años de los 2000s, el movimiento de los centros de trabajadores había comenzado a crecer, alcanzando principalmente a trabajadores inmigrantes de bajos salarios. Los centros de trabajadores del hogar también comenzaron a formarse en toda California y en todo el país, y comenzaron a coordinarse entre sí para compartir lecciones.

En el año 2000, las organizaciones Fundadoras del Área de la Bahía, Mujeres Unidas y Activas (MUA) y La Colectiva de Mujeres, se unieron la Camarilla de Ley Asiática (Asian Law Caucus) para analizar las Leyes del Estado de California relacionadas con el trabajo del hogar a fin de identificar qué leyes habían excluido a las trabajadoras del hogar.

MUA y La Colectiva luego continuaron su trabajo de investigación en el 2004 con el DataCenter y el Departamento de Salud Pública de San Francisco, involucrando a 30 lideres para crear y llevar a cabo un proyecto de investigación participativa para comprender mejor las condiciones laborales de las trabajadoras del hogar. Se recolectaron 240 encuestas, y la investigación comunitaria resultó en el primer informe de este tipo sobre las condiciones de las trabajadoras del hogar en California.

Ese año comenzó una serie de foros históricos entre organizaciones de trabajadores del hogar: por primera vez en el Área de la Bahía entre MUA, La Colectiva de Mujeres y Personas Organizadas para Ganar Derechos Laborales (POWER). Luego, en el 2005, los diferentes grupos organizaron la primera reunión estatal con los grupos del Área de la Bahía y las organizaciones de trabajadoras del hogar del sur de California, la Coalición para los Derechos Humanos de Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA) y el Centro de Trabajadores Pilipino (PWC). Por primera vez, las trabajadoras del hogar a nivel estatal priorizaron su lista de demandas legislativas y fundaron nuestra coalición estatal, en ese momento llamada Coalición por los Derechos de las Trabajadoras del Hogar.

Esta coalición nueva en su formación lanzó la primera campaña de la Carta de Derechos de California, llamada "Carta de Derechos de las Trabajadoras del Hogar", AB 2536, que fue aprobada por el Senado y la Asamblea, pero fue vetada por el Gobernador Arnold Schwarzenegger.

Las organizaciones de California mantuvieron conversaciones con grupos de trabajadoras del hogar en Nueva York y en todo el país, y en el 2007, 12 organizaciones de trabajadoras del hogar se reunieron en el Foro Social de los Estados Unidos en Atlanta, y La Alianza Nacional de Trabajadoras del Hogar (NDWA) se formó . Desde entonces, cada año se organiza una asamblea nacional de trabajadoras del hogar.

En el 2010, Mano a Mano: Red de Empleadores Domésticos formó un capítulo en el Área de la Bahía, California para organizar a los empleadores en apoyo de los derechos de las trabajadoras del hogar, para ganar la Campaña plurianual de la Carta de Derechos de las Trabajadoras del Hogar, y para vincular sus luchas interconectadas por la dignidad en el hogar.

A través de la organización y las campañas políticas continuas para ganar la Carta de Derechos de las Trabajadoras del Hogar de California, en el 2012, POWER, ALMAS / Centro Laboral de Graton, el Instituto de Educación Popular del Sur de California (IDEPSCA), Defensores Filipinos por la Justicia (FAJ), PWC, MUA y La Colectiva establecieron formalmente el primer Comité Directivo de la Coalición de Trabajadoras del Hogar de California.

Hoy, nuestro comité directivo esta compuesto por: